ÚNETE
Campaña FADEMUR-UPA contra la 
Violencia de Género en el Medio Rural

 

 

Campaña FADEMUR-UPA-ASOCIACIÓN DOMITILA contra la violencia de género en el medio rural


FADEMUR, UPA Y ASOCIACIÓN DOMITILA PRESENTAN UNA CAMPAÑA PARA QUE SUS SEDES TERRITORIALES SEAN ESPACIOS SEGUROS PARA MUJERES Y NIÑAS/OS VICTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO EN EL RURAL

 

Desde la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales FADEMUR, desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos UPA, y la Asociación Domitila Hernández somos conscientes de la lacra que supone la violencia hacia mujeres y niñas/os especialmente en el ámbito rural, y que en lo que va de año se ha cobrado 43 vidas y ha dejado huérfanas/os a 29 menores de edad.


La violencia contra mujeres y niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más generalizadas. Según un estudio mundial de la OMS realizado en 2013, el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual. Sin embargo, algunos estudios nacionales demuestran que hasta el 70 por ciento de las mujeres ha experimentado violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental durante su vida.


La violencia contra mujeres y niñas no se limita a un sistema político o económico en concreto, sino que es frecuente en todas las sociedades del mundo. No entiende de fronteras raciales, culturales ni de riqueza. Es una expresión de valores y normas históricas y culturalmente específicas que todavía se aplica mediante muchas instituciones sociales y políticas que fomentan la sumisión y la discriminación de mujeres y niñas.

 

Los instrumentos legales —regionales e internacionales— han dejado clara la obligación de los Estados de prevenir, erradicar y castigar la violencia contra las mujeres y las niñas. La Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) requiere que los países que forman parte de la Convención realicen todos los pasos apropiados para poner fin a la violencia. Sin embargo, la continua prevalencia de la violencia contra las mujeres y niñas demuestra que esta pandemia global de proporciones alarmantes todavía se tiene que abordar con todos los recursos, medidas y compromisos políticos necesarios.

 

Para generar conciencia e inspirar acciones que pongan fin a esta lacra mundial, las Naciones Unidas celebran el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres el 25 de noviembre. La fecha marca el brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana.


Todos los años, se conmemoran en todo el mundo el 25 de noviembre y los siguientes 16 Días de activismo contra la violencia de género (que finalizan el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos). Con ellos se brinda a personas y asociaciones la oportunidad de movilizarse y llamar la atención sobre la necesidad urgente de poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.


FADEMUR, UPA y LA ASOCIACIÓN DOMITILA HERNÁNDEZ conscientes de la lacra que supone la violencia en el ámbito rural queremos manifestar nuestra solidaridad con las víctimas y las familias de las mujeres asesinadas y las/os niñas/os y mostramos nuestra profunda preocupación por la drástica reducción de prestaciones y los cierres de centros de asistencia a las mujeres o los puntos de encuentro que se está produciendo, especialmente en el medio rural.


Son necesarios por tanto, más recursos para reforzar la prevención de la violencia de pareja y la violencia sexual, sobre todo la prevención primaria, es decir, para impedir que se produzca el primer episodio. Por esto, defendemos un modelo de educación igualitario para poder superar el sexismo y la violencia contra las mujeres, especialmente en el medio rural, máxime según los últimos datos que nos muestran un descenso en la edad de los agresores.


La prevención, protección y provisión de servicios deben ser tres pilares fundamentales para luchar contra esta lacra. También es imprescindible la coordinación entre todos los agentes y cuerpos de seguridad del estado que trabajan en el medio rural, para verdaderamente atender y proteger a las víctimas de violencia.


En este contexto, FADEMUR, UPA y LA ASOCIACIÓN DOMITILA como agentes económicos y sociales que trabajan en el territorios, quieren aportar su pequeño granito de arena y se suman a la campaña del Secretario General de la ONU, ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres, que aspira a movilizar a la opinión pública y a los gobiernos para prevenir y eliminar la violencia contra mujeres y niñas en todas las partes del mundo. La visión mundial de la campaña ÚNETE es la de un mundo sin violencia contra las mujeres y las niñas. Una visión que sólo puede conseguirse con acciones y compromisos políticos de los gobiernos nacionales y de los organismos pertinentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivos y contenido de la Campaña FADEMUR-UPA-DOMITILA

 

ESPACIOS SEGUROS CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

FADEMUR, UPA y DOMITILA quieren este 25 de noviembre comprometerse también en esta lucha presentando una iniciativa novedosa y modesta en la que todas sus oficinas y sedes locales, provinciales y autonómicas serán consideradas Espacios Seguros para que mujeres y niñas/os víctimas de violencia de género tengan en los pueblos más pequeños un lugar seguro donde las escucharán, la asesorarán, la acompañarán y la formarán de cara al empleo y la inserción laboral.


La campaña que presentamos, modesta como decíamos, pretende sumar a los recursos ya existentes, una herramienta más de apoyo a las víctimas en los pueblos y de denuncia y concienciación social de la lacra que supone la violencia de género.

 

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA

. Visibilizar la problemática de la violencia de género en el ámbito rural, donde es mucho más complicado romper con la violencia al ser entornos más cerrados donde todo el mundo se conoce, no existe el anonimato y hay menos recursos de ayuda.


. Concienciar a la sociedad rural en general de la lacra que suponen la violencia de género y la importancia de denunciarla.


. Dotar de herramientas prácticas en la lucha contra la violencia, a las oficinas y sedes que se están ubicadas en pueblos pequeños para conseguir aislar a los maltratadores y ayudar a las víctimas.


. Crear espacios seguros y de confianza donde las mujeres sepan que se las va a ayudar y a acompañar.


. Formación y Empleo, desde Domitila apostamos por la formación y la inserción en el mundo laboral, creando estabilidad e independencia económica.

 

DONDE SE PONE EN MARCHA

FADEMUR, UPA y DOMITILA cuentan con más de 350 sedes y oficinas de atención al público en 15 Comunidades Autónomas, a nivel local, provincial y autonómico.
Estas oficinas son en muchos casos sitios de confianza donde acuden desde a consultar la PAC, a pedir ayuda para rellenar la solicitud de beca de sus hijas/os o a denunciar que se ha suprimido el transporte escolar de su pueblo.


Nuestras organizaciones no son especialistas en trabajar de forma directa con mujeres víctimas de violencia, pero si somos en muchas ocasiones el primer vínculo donde las mujeres se atreven a confesar que están siendo víctimas de malos tratos.
En el caso de DOMITILA, cuando organizamos charlas y cursos dirigidos a mujeres, nos encontramos que cuando las mujeres se sienten confiadas y arropadas en la asociación y con el resto de compañeras, encuentran las fuerzas suficientes para confesar lo que las está pasando y para pedir ayuda directa a la asociación.

 

Nosotras las derivamos a las organizaciones especialistas en la materia, pero queríamos dar un paso más y comprometernos a luchar contra esta lacra social, desde Tenerife, hasta cualquier pequeño municipio de nuestro territorio.

 

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN


Para este entorno de confianza y seguridad en nuestras sedes, se ha elaborado un sencillo protocolo de actuación que estará en todas las oficinas para que nuestro personal técnico pueda atender a todas las mujeres que acudan solicitando nuestro apoyo y ayuda.

 

LOGO DE LA CAMPAÑA


Todas las oficinas de las organizaciones contarán en un lugar visible con el logo que hemos diseñado como ESPACIOS SEGUROS CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.